Los efectos que el miedo produce en la visión

Cuando el ser humano toma decisiones apresuradas bajo situaciones de estrés o pánico, puede desencadenarse toda una serie de efectos tanto físicos como psíquicos. A esta reacción se la denomina “comportamiento paralizante”.

Paralizados por el miedo

Estas reacciones suelen ser frecuentes en animales. Un ejemplo es cuando un ciervo queda paralizado al sentir la presencia de un cazador.

En el caso de los seres humanos la repuesta puede ser bastante similar. Durante un estudio realizado sobre un determinado grupo de personas, éstas sufrieron una disminución de su capacidad de movimiento y de su frecuencia cardíaca tras visualizar varias imágenes de accidentes de tráfico en los que aparecían individuos gravemente heridos.

Percepción visual alterada

Por otro lado, la percepción visual puede verse afectada ante estas mismas situaciones.

Esta teoría fue contrastada por una investigación realizada en la Universidad de Radboud. En ella, un grupo de estudiantes fue sometido a una pequeña descarga eléctrica para evaluar su efecto sobre su percepción visual.

En dicho experimento se comprobó que estos jóvenes sufrían sensación de parálisis antes de la descarga y no a causa de la descarga eléctrica en sí misma. Al observar un punto verde (ausencia de descarga) experimentaban sensación de relajación; por el contrario, cuando veían un punto rojo (inminente descarga) la sensación era de parálisis.

En este estudio se verificó también que estos individuos, al ser sometidos a una situación de pánico o temor, eran capaces de aumentar su percepción del entorno. No obstante, todavía quedan muchos aspectos por aclarar para tener un mayor conocimiento de este fenómeno.

La memoria toma el control

El estudio concluye también que el ser humano o animal observa de forma intuitiva aspectos vitales ante una situación de peligro que le produzca temor. En esta coyuntura el cerebro no examina con detenimiento la naturaleza del nuevo agente causal sino que provoca una respuesta condicionada por el recuerdo de sucesos similares anteriores que generan percepciones visuales erróneas o ilusiones ópticas.

Deja un comentario