Por qué las series de superhéroes son mejores que las películas

Las series de superhéroes son mejores que las películas

Durante años los superhéroes han destacado en el mundo del entretenimiento acaparando los títulos más vistos en la taquilla cinematográfica en todos los países. Mientras tanto, en la pequeña pantalla no han dejado de aparecer nuevos personajes que luchan por la justicia. Y de todo esto surge una pregunta: ¿son mejores las películas o las series de personajes enmascarados? La respuesta está clara, las series de superhéroes son mejores, y te lo demostramos a continuación.

Los detalles de los superhéroes importan

La televisión es el medio ideal para contar este tipo de historias, ya que la estructura de los cómics se adapta perfectamente a una serie de varios episodios, unas 13 horas por temporada, hora arriba, hora abajo. Por el contrario, un largometraje debe contar toda la historia en tan solo 120 minutos, haciendo que se pierdan detalles muy interesantes.

El cine se ha apoderado de la imagen de grandes superhéroes del universo Marvel, mientras que en la televisión las series muestran personajes poco conocidos, pero con gran potencial para construir una superproducción.

Los crossover son divertidos

Para los frikis lectores de cómics suele ser interesante ver a distintos personajes de varias series reunidos en una sola historia enfrentando un problema en común.

Últimamente el cine se ha sumado a esta tendencia con buena respuesta en la taquilla, pero las series resultan mucho más propensas para poder desarrollar este tipo de historias con éxito.

Hay una conexión emocional

Ver la evolución de cada protagonista a lo largo de las temporadas es motivo de preferencia del público amante de las series.

Con el paso de los episodios se aprecia la transformación del héroe adquiriendo nuevas habilidades, sufriendo o enamorándose, lo que nos permite sentir una conexión emocional con los personajes de la trama.

Un toque de humor no debe faltar

Las series manejan el humor mucho mejor que el cine, a pesar de tener algunas tramas oscuras y serias, el humor bien trabajado es un factor que conecta directamente con la audiencia de este sector.

La escasa duración de una película obliga a tratar el tema del humor de una forma más limitada, introduciendo algún personaje específico más burlón que el resto, pero siempre dando prioridad a la seriedad de la misión que tienen entre manos.

Sacian las necesidades del espectador

Otra de las virtudes de las series sobre las películas es que las secuelas de las historias duran menos tiempo en ser estrenadas.

Aunque hoy en día hay series cuya producción es mucho más elaborada que la de cualquier película, lo habitual es disponer de nuevas temporadas con nuevas historias en un plazo de tiempo bastante corto.

Además, tener acceso al día a día de un superhéroe, cómo se enfrenta a problemas cotidianos similares a los de la gente corriente, le convierte en un ser “más cercano” que a los héroes de cine, donde su imagen queda normalmente más ligada a la de un semidiós intocable.

 

La duración de las historias, el toque de humor y la conexión emocional con la audiencia son algunos de los atractivos de las series televisivas con más éxito. Estas superproducciones seguirán evolucionando y no tendrán nada que envidiar a la industria cinematográfica.

¿Y tú cómo lo ves? ¿Prefieres los superhéroes en el cine o en series?

2 comentarios

Deja un comentario