Cómo diseñar un mailing perfecto en 5 pasos

Cómo diseñar un mailing perfecto en 5 pasos.

Escribir correos electrónicos puede resultar una tarea fácil si se realiza para fines personales. Pero en el mundo del marketing, los emails son otra dimensión. Deben ser sutilmente persuasivos, ir directos al grano, generar curiosidad e invitar a la acción.

El email marketing busca enviar correos electrónicos que llamen la atención del receptor sobre el producto o servicio que se ofrece. La idea es que no terminen en la papelera, sin ni siquiera haber sido vistos.

En el mundo del marketing, lograr cautivar desde el primer vistazo no es algo que se deba dejar al azar. Detrás de un email exitoso hay muchos factores a tener en cuenta y que los expertos ponen en práctica.

Diseñar un mailing que genere impacto

Antes de enviar el próximo correo al listado de suscriptores de un negocio, empresa o emprendimiento, el equipo de Mail Relay nos explica cómo diseñar un mailing efectivo y apetitoso en 5 sencillos pasos.

Paso 1: Conocer qué esperan los clientes

Conocer qué espera el cliente es el inicio de todo buen mailing. Es la manera de establecer una buena conexión con el receptor y le da alcance al producto o servicio que esté ofreciendo la empresa o emprendimiento.

Es recomendable ponerse en los zapatos del destinatario de los correos electrónicos y ofrecerle lo que busca. De esta manera, el producto o servicio que se ofrezca tendrá un sello distintivo y se destacará de la competencia.

Para saber con certeza qué buscan y quiénes son los clientes, se pueden solicitar los servicios de alguna empresa de marketing a fin de generar ventas.

Paso 2: El tamaño importa

Enviar material audiovisual muy pesado o imágenes muy grandes puede convertir en una pesadilla el acceso al correo enviado. Esto le resta efectividad al mailing, pues si no es posible visualizar rápidamente la información, lo más seguro es que sea desechado.

El tiempo es oro y la gente no lo quiere desperdiciar tratando de abrir correos que pesan más que el mundo sobre los hombros de Atlas. Optimizar el peso y tamaño ayudará a mejorar las conversiones. Existen herramientas de email marketing, como las plantillas de newsletter (boletines), que son de gran ayuda.

Paso 3: Seleccionar imágenes apropiadas

Parece obvio, pero muchos correos electrónicos fallan en este simple paso.

Las imágenes elegidas para acompañar el email deben tener concordancia con el servicio o el producto que se ofrece. Deben mostrar una calidad óptima y no estar saturadas ni borrosas ni pixeladas.

Paso 4: Diseñar textos atractivos

Los textos persuasivos deben acompañar las buenas imágenes y viceversa. Desde el asunto del correo hasta la última línea, todo debe resultar atractivo.

Los principios de redacción efectiva deben aplicarse en su máxima expresión. Vigilar la concisión, la claridad y la ortografía son vitales.

Paso 5: Menos es más

El diseño debe adaptarse a la estructura del mailing. No siempre los emails deben llevar imágenes, ya que un texto por sí solo puede ser incluso más persuasivo que una o varias imágenes.

La estructura básica de una newsletter efectiva incluye un título altamente llamativo, una descripción corta sobre la idea del correo, seleccionar un contenido con “punch” (“que golpee”). Luego hay que decidir si colocar imágenes o prescindir de ellas.

Si el mailing tiene fines promocionales, lo más lógico es que se inserten imágenes de los productos o servicios que se ofrecen, pero no tiene por qué ser así. Lo más interesante es lograr “pensar fuera de la caja” para llamar la atención del receptor y conseguir su valioso clic.

Deja un comentario