La traducción, cuna del mundo globalizado

La traducción, cuna del mundo globalizado.

Cada día están más solicitados en el mundo los servicios de traducción e interpretación. El aumento de la demanda es un reflejo del proceso de globalización que puedes evidenciar en las sociedades modernas.

No se trata solo de personas particulares, sino de empresas que desean maximizar su crecimiento y estar a la altura ante los nuevos retos que demanda la competitividad. Los servicios de traducción de calidad van en aumento en lugares en los que el turismo es una actividad económica importante.

Hasta hace algunos años, que una persona pudiera dominar 2 o 3 idiomas se consideraba algo muy sobresaliente.

En la actualidad, y ante las múltiples alternativas para aprender otras lenguas, ya es común que un individuo pueda desenvolverse sin problemas en inglés, francés, alemán, chino mandarín o italiano, entre muchos otros.

También hay escenarios en los que jóvenes estudiantes deciden continuar sus estudios en el extranjero, o respecto a empresas que desean extender sus productos y servicios al exterior, en cuyos casos se recurre a la traducción jurada por su carácter oficial sobre el resto de las traducciones, un punto que hay que tener en cuenta.

Mayor demanda de interpretación

En el universo de las traducciones también entran en juego las interpretaciones técnicas, a las que los especialistas recurren para garantizar una traducción de calidad. Es decir, la demanda de traducción se ha incrementado en todos los sectores.

Las Empresas de Traduccion se han transformado en una realidad para atender la alta demanda por los servicios. Aparte de las traducciones técnicas, las necesidades pueden surgir en cualquier especialidad, como ocurre en el caso de los médicos.

Existen profesionales de la salud que realizan investigaciones que, posteriormente, deben ser traducidas y publicadas en revistas científicas internacionales.

Este tipo de traducciones deben ejecutarlas profesionales capacitados en el área para no confundir cualquier tecnicismo, lo que podría acarrear que el trabajo no fuera comprendido en su totalidad.

Lo mismo sucede con las traducciones que se relacionan con la ingeniería, física y matemáticas, o las que tienen que ver con aspectos jurídicos.

En el mundo corporativo, las traducciones se han transformado en una necesidad que no hay que tomar a la ligera. Un alto porcentaje de las empresas tiene como objetivo la expansión, por lo que se hace necesaria la traducción de sus mensajes a tantos idiomas como sea posible.

Proyección internacional

Un error muy habitual en las compañías es no contar dentro del presupuesto interno con los servicios de traducción. Este es un elemento muy importante para todas aquellas organizaciones que desean proyectarse a mercados internacionales.

Así ocurre, por ejemplo, con las empresas españolas que miran hacia América Latina para realizar inversiones. El español en ambas regiones no es igual, por lo que si una empresa desea adaptar sus mensajes, se debe contar con expertos que contribuyan a mejorar la comunicación.

Dentro de las traducciones, el “estilo” y el “sentido” son dos conceptos que el traductor debe tener muy claros. En un aspecto más amplio, un traductor debe ser un vínculo entre dos culturas. Al respetar tanto el estilo como el sentido, el traductor conseguirá transmitir el mensaje original, con lo que el objetivo se habrá cumplido.

La traducción es una disciplina que debe ser considerada como un nexo entre las diferentes idiosincrasias, y como un vehículo para la propagación del conocimiento. Es por eso que el traductor o los intérpretes también deben ser especialistas en la comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *