Cómo el tomate se convirtió en protagonista de una de las mejores fiestas españolas

Cómo el tomate se convirtió en protagonista de una de las mejores fiestas españolas

Más allá de si el tomate es una fruta o una verdura, el eterno debate que gira en torno a este delicioso alimento rojo, personas de otros países ven muy extraño que sea el protagonista de una gran fiesta española.

Sí, por supuesto, estamos hablando de La Tomatina que se celebra en el municipio valenciano de Buñol y que mueve miles de turistas cada año (y muchas toneladas de tomates frescos). Si eres de España seguro que la conoces, pero probablemente no estás familiarizado con su historia, y el resto del mundo se pregunta cómo nació esta festividad, que hace 16 años fue declarada como una Celebración de Interés Turístico Internacional. .

A continuación desvelamos la incógnita, aunque cabe mencionar que esta no es la única fiesta que hace que los extranjeros lleguen a España: hay otras que también son referencia mundial y generan gran afluencia de visitantes de todas partes del mundo. En Lugarnia.com hacen un recuento de las fiestas de España más populares.

Unos niños, un desfile y un puesto de verduras

La historia de La Tomatina de Buñol comienza con la travesura de unos niños que miraban un desfile de gigantes cabezudos en la plaza del pueblo, por allá por 1945. Los chicos se colaron en el evento, haciendo que accidentalmente se cayera uno de los participantes, lo que ocasionó la ira de la multitud.

¿Y los tomates? Pues resulta que justamente en ese sitio había un pequeño puesto de verduras que, sin saberlo, pasaría a la historia como impulsor inanimado de una tradición que lleva más de 70 años moviendo a miles y miles. Lo cierto fue que la confusión y la rabia de los presentes hizo que comenzaran a lanzarse tomates los unos a los otros.

Y los años siguientes los mismos niños llevaron sus propios tomates y trataron de replicar la situación. No obstante, a principios de los años 50 se prohibió la celebración, pero eso no detuvo a los participantes. Luego de varios detenidos por el desacato y la protesta de 1957 en que un ataúd fue cargado con un enorme tomate dentro, se oficializó La Tomatina como una fiesta oficial.

Sin embargo, no fue hasta que el periodista Javier Basilio realizó un reportaje, que fue transmitido por Televisión Española, lo que llamó la atención de todas las comunidades a asistir al evento. Hasta que en 2002 fue declarada como Fiesta de Interés Turístico Internacional de la mano de la Secretaría General de Turismo.

¿Quieres ir? Sigue estos consejos

La Tomatina se desarrolla en tres etapas. En primer lugar alguien debe subir al “palo jabón”, un poste engrasado, para alcanzar un jamón que previamente fue colgado en su parte superior. Luego viene la acción, alrededor de las 11:00 de la mañana, cuando se da inicio a la guerra de tomates. Lo último, y lo más importante, es la limpieza del lugar.

Si nunca has ido, debes seguir ciertos consejos para sobrevivir y no lastimar a otros. Como, por ejemplo, aplastar los tomates antes de lanzarlos, para evitar golpes fuertes.

También se recomienda usar gafas protectora, ropa vieja y zapatos cerrados. Y si no es obvio, recuerda que no puedes llevar botellas u objetos duros ni mochilas. Solo la multitud y sus tomates. Y probablemente te convenga reservar alojamiento con un par de meses de antelación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *