Qué son y por qué deberías utilizar bombas lobulares engomadas en tu empresa

Qué son y por qué deberías utilizar bombas lobulares engomadas en tu empresa.

Las bombas lobulares son una clase de bombas rotativas de desplazamiento positivo. Estas máquinas aspirantes constan de dos lóbulos que funcionan en direcciones diferentes el uno del otro, de esta forma, el producto (líquido o sólido aspirado) es conducido de forma fluida entre el cuerpo de la bomba, los lóbulos y la cubierta.

En qué consisten las bombas lobulares

Sus características (gran capacidad de manejo toda clase de líquidos, sólidos y fluidos, autoaspirantes, gran higiene y la posibilidad de bombear fluidos con sólidos en suspensión hasta 30 mm) y reducido diseño, hacen que estas bombas industriales sean utilizadas en determinadas áreas y sectores empresariales, como el tratamiento de aguas residuales, en la industria sanitaria, el sector farmacéutico, la agricultura y la minería.

A continuación vamos a detallar el amplio rango de aplicaciones que tienen las bombas lobulares engomadas. Sin embargo, para entender los posibles usos de bombas lobulares lo primero es entender y conocer sus características.

Principales características de las bombas lobulares

Los rotores de las bombas lobulares engomadas tienen una gran precisión de giro, lo que les dota de una perfecta sincronización. De esta forma se obtiene una bomba autoaspirante volumétrica de gran rendimiento. Los rotores engomados permiten trabajar con presiones de hasta 10 bares.

Por si fuera poco, los caudales que manejan estas bombas industriales pueden ir desde los 10 a 120 m3/h y disponen de una gran resistencia a la abrasión, lo que las hace ideales para trabajos excepcionalmente duros.

Pero, además, tienen otras opciones interesantes, como la reversibilidad, autoaspiración, manejo de viscosidades de hasta 100.000 cPs, fácil colocación de placas laterales y la posibilidad de dejar pasar sólidos de cierto tamaño.

¿Cuáles son los sectores industriales que utilizan bombas lobulares engomadas?

Estas características dotan a las bombas lobulares de la capacidad de realizar las siguientes aplicaciones:

  • Capacidad para manipular fluidos extremadamente viscosos como vinos, aceites y pastas para consumo humano.
  • Bombeo de sustancias químicas en el mar como el petróleo, tratamiento de derrames marítimos y manejo preventivo del agua del mar.
  • Tratamiento de detergentes y agentes químicos como los tensioactivos, glicerinas y carbonatos.

Los beneficios de las bombas lobulares respecto a otro tipo de máquinas de bombeo industriales son amplios. Esta clase de bomba aspirante es capaz de ahorrar espacio gracias a sus reducidas dimensiones y tamaño, por lo que encaja en cualquier hueco e instalación.

El mantenimiento de las bombas lobulares engomadas es nulo, ya que se puede acceder a su interior y cambiar las partes desgastadas de manera fácil y sencilla. Por si fuera poco, son capaces de trabajar en seco durante un determinado periodo de tiempo y son reversibles.

A todo lo anterior se suma un ridículo consumo energético que, combinado con una gran capacidad de aspiración y manejo de fluidos de todo tipo, ofrece una de las mejores relaciones calidad y uso del mercado.

Esta versatilidad de manejo se adecua a muchas de las necesidades industriales, pero, además, se pueden elegir diferentes opciones, como los materiales (acero ferríticos y aceros inoxidables) y elementos como los rotores y placas laterales.

En definitiva, esta clase de bomba aspirante es necesaria para cualquier sector que necesite un gran manejo de bombeo de líquidos y fluidos, en especial, aquellos viscosos y químicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *