Cuándo es necesaria la ortodoncia infantil

Cuándo es necesaria la ortodoncia infantil.

Muchas madres seguramente se preguntan a qué edad es apropiado comenzar un tratamiento de ortodoncia infantil. Antes de responder a esta cuestión hay que saber que los dientes no solo sirven para masticar los alimentos y facilitar la digestión.

Estas estructuras blancas de tejido mineralizado también influyen en el desarrollo del habla, la pronunciación de las palabras y la formación de los sonidos.

Cuando los niños llegan a los 6 años de edad, generalmente empiezan a perder los  “dientes de leche”. Son 20 dientes que forman la dentición primaria, repartida entre 8 incisivos, 8 molares y 4 caninos. Mientras se van cayendo los dientes temporales, se van abriendo paso los dientes definitivos, que suelen ser 32. Es decir, que durante un tiempo conviven en la boca del niño estos dos tipos de dientes.

Tratamiento de ortodoncia en niños

Cuando se van cayendo los dientes de leche van quedando espacios vacíos que, acompañados por el crecimiento de la mandíbula y otros factores, pueden causar que los dientes definitivos se descoloquen o se apiñen. Ese es el momento de empezar el tratamiento de ortodoncia infantil u ortodoncia interceptiva, entre los 6 y 7 años de edad.

Hay otras dos situaciones que también requieren la intervención de ortodoncia temprana. Una es cuando el niño mastica de manera desigual, lo que se conoce como mordida cruzada, lo que puede provocar un crecimiento irregular del hueso de la mandíbula. La otra situación es que los dientes de adelante comiencen a sobresalir de la boca. Estas piezas dentales pueden fracturarse o dañarse más fácilmente con un golpe o caída.

Si el niño tiene más de 6 años y presenta algunos de los problemas citados, es hora de buscar atención en centros que garanticen apoyo multidisciplinario.

En la Clínica Vila Rosa, con sedes en Santiago de Compostela y en Lugo, recomiendan que la ortodoncia infantil sea personalizada y que cuente con el seguimiento de un equipo de especialistas. En Vila Rosa hay un grupo de profesionales integrado por ortodoncistas, odontólogos y cirujanos del área maxilofacial. Allí aplican métodos como la ortodoncia invisible sin brackets y la ortodoncia con brackets estéticos o convencionales.

Ortodoncia invisible sin brackets

La ortodoncia invisible sin brackets se usa en los casos en que los dientes no están muy torcidos o descolocados. Consiste en colocar unos dispositivos transparentes y removibles que se fabrican a la medida del paciente. Estas férulas se pueden quitar y poner, como si fueran protectores. Permiten alinear los dientes y facilitan que los niños mantengan el cuidado de la salud bucal.

Los brackets convencionales son unos cuadraditos que se pegan a los dientes y, junto con un alambre especial, hacen que las piezas dentarias se vayan alineando de manera predecible. Los brackets estéticos son transparentes y se fabrican con zafiro. Se pueden camuflar mejor entre los dientes durante la ortodoncia para niños, a diferencia de los brackets tradicionales, que pueden ser metálicos o de colores.

Mientras un niño esté siguiendo un tratamiento de ortodoncia es importante que un adulto lo ayude a mantener una buena higiene. Enjuagarse la boca de tres a cuatro veces al día y cepillarse bien entre los dientes y los aparatos debe ser rutina. También hay que enseñarlo a utilizar el hilo dental y llevarlo a una limpieza bucal cada 6 meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *