Lo que todo dueño de gatos debe saber antes de viajar con mininos

Lo que todo dueño de gatos debe saber antes de viajar con mininos.

Para quienes tienen gatos y deben viajar es frecuente preguntarse qué es lo mejor para ellos: si llevarlos de viaje o paseo, o no alterar su mundo y buscar a alguien que se quede en casa con ellos.

Los gatos suelen estresarse con los cambios de rutina y las salidas. Se angustian, pueden hasta hiperventilar y vomitar con una simple ida al médico. Para que los dueños de los mininos no se sientan como los malos de las películas, hay que prestar atención a los consejos de los veterinarios.

¿Se queda en casa o viaja?

Si el viaje es por lo menos de 10 días y el gato no está acostumbrado a salir, lo más indicado es dejar a alguien a cargo del minino en casa. Se pueden usar envases dosificadores con alimentos y agua, y pedirle a una persona de confianza, o que realice cuidados a domicilio, que lo visite a diario o cada dos días para hacerle compañía, limpiar el arenero y verificar que no haya problemas.

Si se viaja con frecuencia a un mismo lugar, es hora de pensar en llevarse al minino para que se vaya acostumbrando a esas visitas con sus dueños, como ocurre cuando se suele ir a casa de familiares.

Para viajar con gatos, los veterinarios aconsejan transportarlos en un equipo apropiado, homologado y lo bastante espacioso para que pueda echarse y darse la vuelta. Debe llevarse una manta para tapar el trasportín o kennel, esto le dará oscuridad y confort.

Cuidados especiales

Otras recomendaciones son no alimentarlo antes del viaje en coche, autobús, tren o avión; llevar siempre agua fresca y un recipiente para hidratarlo. Debajo del gato es ideal colocar una alfombra que absorba sus heces y orina mientras viaja. Estas alfombras absorbentes las venden en los centros veterinarios y están hechas en tela de pañal.

Hay trasportines grandes para viajes largos, con espacio para el arenero, pero es importante verificar si son aceptados en autobuses, trenes y vuelos aéreos. Además, se les pueden administrar feromonas gatunas (las hay en tiendas de mascotas), o un sedante suave que recomiende el veterinario, para que el gato se sienta menos ansioso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *