Alquimia para vapeo, los alquimistas del siglo XXI

Alquimia para vapeo, los alquimistas del siglo XXI.

Cuando el cigarrillo electrónico fue lanzado al mercado, aún muchos lo veían con dudas. Hoy es una industria amplia y diversa que cuenta con una audiencia que demanda diferentes tipos de productos.

Los cigarrillos electrónicos fueron creados como una alternativa al cigarro tradicional. Funciona para muchas personas que quieren dejar el hábito dañino, pero que no logran conseguirlo. El cigarrillo electrónico, o e-cigar, ofrece una opción más sana. Funciona al calentar la nicotina líquida y convertirla en vapor de nicotina.

Como lo que se desprende -y se inhala- es un vapor, a la actividad se le suele llamar vapear, no fumar. Los líquidos usados dentro del cigarrillo pueden elaborarse para que posean el aroma deseado. A esta personalización se le llama “alquimia para vapeo”. No resulta tan difícil como puede parecer. Marcas como Ivapeo ofrecen kits para alquimia vapeo con todo lo necesario.

Para conocer un poco mejor por qué es considerado como alquimia, Taringa explica un poco de historia del término.

¿De qué están compuestos los líquidos?

Los líquidos, también llamados e-liquids, están compuestos principalmente por Propilenglicol (PG), Glicerina Vegetal (VG), y el aroma que se seleccione.

Algunos líquidos contienen nicotina. Otros no poseen la sustancia. En este aspecto depende de la preferencia del consumidor.

Base para la creación del líquido

Las bases del e-liquid cuentan con PG y VG. Se pueden conseguir diversos tipos de bases que juegan con el porcentaje de PG y VG. Uno de los porcentajes más comunes es 20% PG/80% VG.

También existen bases hechas con PEG 400. Se trata de una sustancia similar al PG, que en este caso lo sustituye. Sin embargo, PEG 400 tiene un sabor más amargo. No es muy frecuente el uso de estas bases.

Las bases son vendidas ya mezcladas, con diferentes proporciones de PG/VG o nicotina. No se recomienda comprar los componentes por separado pues no es higiénico, puede alterar el sabor o no estar preparado de forma adecuada, lo que podría tener graves consecuencias.

El rol de la Glicerina Vegetal

El VG agrega consistencia al líquido, pues se trata de una sustancia bastante densa. También aporta un sabor un poco más dulce. La presencia de glicerina hace que requiera de más esfuerzo convertir el líquido en vapor.

El rol del Propilenglicol

Al contrario de la glicerina, el PG no aporta sabor, pero hace que el trabajo de las resistencias sea mucho más ligero. De hecho, se plantea crear proporciones de bases que contengan más PG que VG.

El aroma

Es lo que aporta más sabor al líquido. Se consiguen muchas opciones diferentes en el mercado. Que incluyen aromas de café, leche con fresa, aromas cítricos y más. Todo depende del gusto de la persona.

La mezcla

Al haber seleccionado la base y el aroma, se debe proceder a la creación del líquido. Es importante prestar atención a las instrucciones de cada aroma. En ellos se muestra el porcentaje adecuado a incluir en la mezcla.

Si el fabricante recomienda una mezcla del 20% del aroma, significa que por cada 100 ml de líquido, se agregan 20 ml de aroma. El resto de la mezcla (80 ml) corresponderá a la base.

Maceración

La mezcla no se ha finalizado hasta que no se complete el tiempo de maceración adecuado. Los fabricantes ofrecen indicaciones sobre el tiempo de maceración requerido al hacer mezclas con sus productos. Puede durar entre dos días y dos semanas. Ese tiempo indicado debe cumplirse de forma exacta para poder obtener la mejor mezcla posible.

Una vez cumplidos todos los pasos, se puede comenzar el disfrute del vapeo. En esto consiste este tipo de alquimia que permite a los usuarios disfrutar del aroma que prefieran al usar su cigarrillo electrónico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *