3 motivos saludables por los que hay que escuchar música clásica

3 motivos saludables por los que hay que escuchar música clásica

Tal vez tengas en tu dispositivo móvil cientos de canciones de géneros como el pop, rock, baladas o salsa, pero deberías considerar la posibilidad de añadir nuevos archivos, esta vez de música clásica.

El género se ha escuchado desde hace siglos, con grandes compositores como Mozart o Beethoven. Ellos se encargaron de experimentar con múltiples sonidos, que derivaron en obras transcendentales que se mantienen hasta el día de hoy.

Sin sus aportaciones y las de Chopin o Stravinski, por ejemplo, no existirían los diversos estilos actuales, como son el rock, el heavy metal o cualquier otro género que se escuche en la radio.

Comenzar a escuchar música clásica es como aprender un nuevo idioma; en un principio pueden presentarse dificultades, pero luego se le toma el pulso para su disfrute. Por si fuera poco, al reproducirla se generan efectos en el organismo que pueden ser de mucho provecho. A continuación, 3 motivos saludables por los que debes añadir la música clásica a tu playlist:

1- Combate el insomnio

Millones de personas en todo el mundo experimentan problemas para dormir. Escuchar música clásica genera sensaciones relajantes que incentivan el sueño y, por consiguiente, dormir bien.

Unos especialistas de la Universidad de Toronto afirman que los patrones de la música clásica consiguen inducir un estado de relajación profunda. También hay médicos que recomiendan a las mujeres embarazadas escuchar este género durante el período de gestación.

2- Mejora el rendimiento académico

Disfrutar de la música clásica con regularidad puede hacer que se fortalezcan diversas áreas del cerebro, lo que mejorará sus funciones. De hecho, se ha demostrado que los estudiantes que poseen una formación musical obtienen mejores notas en sus exámenes.

El género incentiva que la persona esté más atenta a los detalles de las piezas musicales, por lo que desarrolla una habilidad única para captar sonidos, imágenes o cualquier situación que se le presente en la vida diaria.

3- Facilita la recuperación del paciente

Existen investigaciones científicas que confirman que la música tiene la capacidad de reducir la ansiedad, el dolor y las molestias que generan las enfermedades.

Al tener una influencia sobre el sistema nervioso, el sistema inmunológico se ve fortalecido, lo que producirá una recuperación más rápida y efectiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *