El calamar gigante que inspiró la historia del Kraken

5
(2)

El Kraken es una criatura que trae buenos recuerdos a la mente de los amantes de la literatura. Se trata de un monstruo mitológico, que formó parte de los cuentos contados por los marineros hace muchos años, y también representó un misterio en obras clásicas de la literatura. Incluso se cuenta que una historia sobre el Kraken inspiró a Julio Verne a escribir 20.000 leguas de viaje submarino. Lo cierto es que esta criatura fascina y aterroriza a la vez, pero también está inspirada en un animal marino que vive en el fondo de los océanos.

Architeuthis

Este es su nombre científico, aunque también se lo conoce como calamar gigante. Es la criatura que inspiró al fantasioso y famoso Kraken. Lo cierto es que tiene mucho más de real que de fantástico. Los estudios que giran en torno al calamar gigante son escasos y se encuentran aún en una etapa inicial. Pero revelan que este cefalópodo vive a 1.000 metros de profundidad. Aunque algunos hallazgos indican que también puede ser encontrado a 1.300 metros, pues sus restos han sido detectados dentro de tiburones que viven en esas profundidades.

Sus principales enemigos

Aunque no se conoce lo grande que puede llegar a ser la población de calamares gigantes, sí se sabe que estos animales son de gran tamaño, que se parecen a los calamares y que tal vez sean caníbales. Sus restos han sido encontrados dentro del estómago de tiburones de fondo y por eso podemos saber que tienen enfrentamientos con estos grandes depredadores del mar. Por otro lado, algunas marcas encontradas en cachalotes y grandes ballenas que han inspirado historias fantásticas, demuestran que los calamares gigantes también se enfrentan a estos temidos animales marinos.

Aunque aún quedan muchos misterios por ser revelados sobre esta increíble criatura, su historia es fascinante y ha dejado huellas en nuestra cultura que serán difíciles de borrar.

Preguntas y respuestas

¿Cuál es el tamaño de un calamar gigante?

El calamar gigante tiene un tamaño aproximado de entre 10 de 14 metros de largo, dependiendo de su sexo, y un peso estimado de 250 kg. Son las hembras las que alcanzan mayores longitudes, en algunos casos equivalentes edificios de 6 plantas. La mitología escandinava narra historias de calamares gigantes de 3.000 metros de longitud, que tenían la capacidad de engullir barcos enteros, pero, aunque la realidad esta vez no supera a la ficción, los ejemplares presentes en nuestros mares sobrecogen a los marineros más experimentados.

¿Cual es el nombre científico del calamar gigante?

El nombre científico con el que los expertos llaman al calamar gigante es Architeuthis dux. Existe también otra especie de calamar gigante que puede alcanzar los 10 metros de longitud y los 500 kg de peso, conocido como calamar colosal o Mesonychoteuthis hamiltoni. Este último tiene una longitud inferior al Architeuthis dux, con sus 14 metro de largo, pero su peso es el doble.

¿Qué come el calamar gigante?

Como el resto de moluscos cefalópodos, el calamar gigante se ayuda de sus tentáculos para comer peces, artrópodos marinos como langostinos, camarones y cangrejos, y otros moluscos pequeños como almejas, ostras y caracolas. Aunque no es un especie caníbal, si la comida escasea son capaces de comerse a otros calamares de tamaño medio e incluso a pulpos. Son carnívoros, pero completamente inofensivos para el ser humano.

¿Dónde vive el calamar gigante?

El calamar gigante vive en el fondo de todos los océanos conocidos, cerca del suelo, a una profundidad de entre 200 y 3000 metros. Esta especie ha sido avistada en aguas de Nueva Zelanda, Australia, Canadé, Estados Unidos, México, Brasil, Japón, España, Namibia, Sudáfrica y en muchas otras en las que han podido registrarse pruebas gráficas. En 2004, investigadores del Museo Nacional de Ciencias de Japón grabaron por primera vez a un espécimen en su hábitat natural a 900 metros de profundidad en aguas niponas.

¿Dónde se encontró el calamar más grande del mundo?

El calamar gigante más grande del que se tiene registro, fue un hembra de 55,12 pies de longitud (unos 16,8 metros), cuyo cadáver apareció varado en Liall Bay, Wellington, Nueva Zelanda, durante el invierno del año 1887. Hay que destacar que los expertos contemporáneos tiene serias dudas sobre la eficacia del sistema de medida que utilizaron entonces y, basándose en las proporciones de todos los especímenes estudiados hasta hoy, sospechan que este pudiera haber sido estirado con objetivos sensacionalistas.

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 2